miércoles, 23 de noviembre de 2016

ECHANDO DE MENOS

Ernesto tiene amiguicos del cole, algunos de los parques y amigos hijos de nuestros amigos, pero si hay que decir quién es su amiga por excelencia es una vecina, pero esa vecina, solo la tenemos en vacaciones, porque es de Madrid y maaadre mía, es totalmente una relación de 10 lo que tienen ellos, se complementan siendo el día y la noche, pero cuadran a la perfección.

Es curioso que sin verse en mucho tiempo, cada vez que se ven, se montan sus mundos, más que imaginarios, juntos pasan el tiempo sin que se den cuenta, y encima los hermanos pequeños de ambos ya están creciendo y tanto Darío como el hermano de la amiga de Ernesto se unen a ellos, de vez en cuando si andan los cuatro puede surgir algún conflicto, pero si andan solos los mayores, no nos enteramos de que están, o nos enteramos por sus super gritos jugando.

Jajaja los cuatro juntos, montan la marimorena, como en la foto, pero es un placer disfrutar de la infancia así, con historias compartidas, sin prisas, sin presiones y con mucha, mucha imaginación, yo disfruto mucho viéndolos a los cuatro, mientras estos vecinos están es difícil comer solos o cenar solos, o en una casa o en la otra lío hay seguro.


Tanto su madre como yo pensamos que es genial como se llevan, en invierno se hablan por teléfono, jajaja mejor dicho ella habla y Ernesto escucha y se ríe, porque le cuesta aún un tanto hablar, en directo nooo, pero por móvil si, se mandan audios por WhastApp, que no tienen ningún desperdicio. Es estupendo tener una persona con la que congenias tan bien, con la que eres feliz y más alegre que nunca, toda una pena que se tengan tan lejos.

domingo, 20 de noviembre de 2016

PINTURA LIBRE

Un cuadro que anda por casa mucho tiempo, un cuadro que fue compartido, un cuadro que da más de sí.


Así que sobre él se sigue pintando sin prisas, en ciertos momentos, dándole nueva vida, nuevos colores y se saborea el placer de pintar por pintar.

domingo, 6 de noviembre de 2016

CÍRCULOS DE COLORINES

En casa tenemos acuarelas, pero hace bastante que Ernesto no las había sacado, pero el abuelo de los nanos haciendo limpieza, pues se muda (muy muy lejos, a saber cuándo lo volvemos a ver!!) les regaló una caja llena de "tesoros" y entre ellos estaba unas bonitas acuarelas.


Darío no había pintado nunca con ellas y le explicamos que debía mojar el pincel, coger pintura y pintar y que para cambiar de color debía mojarlo y secarlo en un trapo varias veces. No tuvo problemas y experimentó con el nuevo material muy entusiasmado jejeje.


Verlos en una misma actividad y cada uno en lo suyo, aunque es a menudo, me sigue maravillando poder observarlos.


Para mí las acuarelas son especiales, me gusta mucho como se pinta con ellas y el acabado final en el papel, de hecho en mi clase, los alumnos las tienen a su disposición y le encantan jajaja creo que les he transmitido lo que me gustan y tooodos los días más de cuatro o cinco niños pasan ratos y ratos con las acuarelas.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

UN TERCERO DE IYOKÉ

Nuestro amor por este bonico personaje sigue igual que el primer día, hace ya mucho de ello; Iyoké llegó a casa cuando Ernesto era aún bebote, después en nuestra biblioteca nos sorprendimos encontrando otro libro del mismo niño y cuál fue nuestra sorpresa, cuando este verano en nuestro viaje a Soria (como ya comenté en nuestros viajes solemos visitar las bibliotecas y así descubrir nuevos tesoros) encontramos otro de Iyoké que no conocíamos, Darío no lo dudó y lo sacamos.

Se llama Iyoké y los ruidos extraños, es un libro de formato mediano con las páginas de cartón grueso, especial para niños más chiquitillos, es encadenado, con sonidos y onomatopeyas que enganchan a cualquier niño y  no tan niño.


Este simpático personajillo no puede dormir por un ruido extraño, este resulta ser el de una araña que llora por tener miedo de otro ruido extraño, que resulta ser otro animal que tampoco puede dormir por... otro ruido extraño...


Y así van apareciendo diferentes animales de la selva hasta que llegan otra vez donde todo comenzó.


Hacía mucho que no escribía sobre libros que nos gustan y me alegra volver a hacerlo con este tan especial para nosotros.

El libro nos dio momentos muy bonitos en el viaje, tengo un vídeo precioso donde Ernesto le narra dos veces seguidas el libro a su hermano, están super graciosos y es un bonito recuerdo.

miércoles, 26 de octubre de 2016

MEZCLA DE COLORES TERRORÍFICA

¿Tantos colores? ¿ésto qué es?


He aquí los ingredientes, ceras Manley, cuchillo, tabla de cortar y molde de silicona.


Y he aquí el resultado.


Trocitos de ceras reutilizadas y convertidas en ceras otra vez, pero convertidas en ceras muy chulas y molonas que mis nanos se han llevado al cole supercontentos, hicimos otra tanda más, pero de esa no hay foto, pero quedaron igual de llamativas, algunas están guardadas para regalarlas.

martes, 25 de octubre de 2016

ARCILLA, PASTA Y PURPURINA

Este pasado finde nos pusimos manos a la obra con varias manualidades. Con arcilla les dije que hicieran una bolita y la aplastasen, les dí una pasta muy chula que habíamos comprado en Lidl de halloween y la fueron poniendo encima. Darío estaba encantado con el mejunje.


Ernesto igual, eligiendo pieza a pieza lo que iba a poner, si una araña, un murciélago o una calabaza y de qué color...


Darío se dio cuenta que al presionarlo y quitarlo se quedaba el dibujo y le gustó un montón, ahí estuvo experimentando un rato, solo que a partir de ahí algo se torció, no se qué fue, también era ya una hora próxima a dormir, pero la verdad es que se enfadó y mucho, entró en un gran enfado y ya no siguió más y yo con él intentando calmar y acompañar, que madre mía como anda a veces con sus grandes enfados.

Jejeje el babi no es que se lo pusiera para la ocasión, es que lo llevó puesto todo el día, pues su yaya le había cosido su nombre, que antes tenía el de su hermano!! y estaba la mar de feliz con él y no se lo quería quitar.


A la mañana siguiente al despertar, bueno justo después de desayunar, Ernesto de hecho iba de vez en cuando a por otra tostada... le dimos cola con purpurina, últimamente la "purpu" como le llama Ernesto a esta purpurina con cola es un éxito en sus dibujos y un indispensable en sus obras de arte.


Al sol un ratico y así quedaron...


Ésta tan grande la hizo Ernesto a su aire mientras yo ya me subía a Darío, lo calmaba y cambiaba para dormir, mi idea primera era solo trocitos pequeños y con tres o cuatro pastas, pero la verdad es que cuando la vi, me gustó bastante.


Les hemos puesto imanes detrás y algunos decoran nuestra nevera, otros la pizarra del cole de Darío, pena que la de Ernesto ya no, snif, snif, su profe de primaria ya no quiere esos detalles, toooda una pena, se creen que crecen de la noche al día por pasar a primaria, pero él se la llevó ilusionado y la puso un ratito en la pizarra y luego se la volvió a traer a casa. Y otras serán de regalo para los abus.

domingo, 23 de octubre de 2016

EL MÁS PEQUE CON BLOQUES Y COCHES

Darío pocos momentos tiene de juego sin su hermano durante este año, pues ya va al cole por las mañanas y por las tardes están juntos.

Si su hermano anda cerca se juntan en los juegos, pues si cada uno esta en otro juego, al final alguno se mete en el del otro, lo que en ocasiones no es muy bueno, pues a veces uno quiere estar tranquilo a lo suyo y el otro llega y le interrumpe, pero poco a poco se gestionan.

A lo que iba es que Darío tiene pocas ocasiones de jugar solo, como lo hacía su hermano a su edad o antes, montándose mundos imaginarios, pues si se los crea, Ernesto llega y se mete y generalmente le organiza, le manda o se le sube por encima, así que no es un juego realmente libre el que hace; que sí, que Darío es la mar de feliz con su hermano y pasan ratos y raaaatos juntos en juegos simbólicos que se crean y se lo pasan pipa, pero como digo, no es lo mismo que un juego libre personal o un juego simbólico él solo.

Por eso cuando tiene ciertos momentos de tranquilidad y soledad, de él con sus juegos, me gusta observarlo y recordar que Ernesto también era así, Darío es más activo, más movido en los juegos, pero creo que porque no tiene muchas oportunidades de "relajarse" jugando, no se si me explico, pero los pequeños tienen a los hermanos mayores siempre ahí.


Una de estas tardes Darío, que con ir al cole y separarse de su padre y de mí durante las mañanas ya tiene suficiente, dijo que no quería ir a ver a los abuelos a su casa, Ernesto sí y se fue en la siesta con los abuelos, así que Darío tuvo unas horitas de hijo en exclusiva, jugamos con los coches, con los bloques de colores y vi a otro Darío, más centrado, más relajado y tranquilo, muy metido en su juego y disfruté mucho.


Cada niño es un mundo, por las circunstancias que le rodean, por las diversas situaciones que viven... aún teniendo los mismos padres, mis hijos han vivido realidades diferentes y de ahí que, aunque cada uno "venga con su personalidad" se estén moldeando sus personalidades de formas tan diferentes, aunque en ciertos aspectos tan iguales, jajaja qué realidad y qué contradicción.

miércoles, 19 de octubre de 2016

PINTANDO LOS DOS

En el cole, al final del curso pasado, le pidieron a Ernesto una foto de la familia al completo, pero lo más chulo es que le propusieron que la llevara con un marco y decidió que lo quería hacer él, un marco muy especial.

Los dos disfrutaron de un rato de pintura, Darío casi que el que más.


Fue probando y probando con los colores, cada pincel con su color, ya es un paso grande, ya ha conseguido no mezclar los pinceles, aunque sí los colores en el papel, para ver las mezclas que son muy chulas jejeje.


Ernesto decidió hacerlo de puntitos sobre un fondo granate, le puse un trozo de papel donde iría después la foto.


Así quedó su marco con la foto en familia, los cuatro sobre pedales, bueno aquí Darío va cómodamente en su silla de mi bici, raticos al aire libre que nos dan energía para los días de cole y "rutinas".


Momentos de pintura que comparten entre hermanos.

lunes, 17 de octubre de 2016

FIN DE SEMANA ENTRE PINTURAS

Ahhh, madre mía con esto de ponerme las pilas con el blog, jejeje voy encontrando joyitas de entradas guardadas, así que aquí va otra más, de una escapada que hicimos la primavera pasada a sorprendernos y disfrutar con el arte callejero.

Sobre ruedas o colgado...


Sobre ruedas y posando...


Observando...


Paseando y descubriendo...


Tocando y posando...


Observando y fascinados...


Tres artistas o seis...


Un fin de semana diferente descubriendo el arte callejero que nos regalan los grafiteros, algunos son verdaderas obras de arte.

miércoles, 12 de octubre de 2016

MIS CABALLEROS

¡¡¡¡¡Sorpresas que encuentro por aquí!!!!! Entrada con solera, que andaba por borradores, jajajaja, unos meses noo, unos cuantos años que está ahí.

En la clase de Ernesto de 4 años trabajaron un proyecto de la Edad Media y un día pidieron que los peques fueran disfrazados, como aún hacía mucho calor decidí que no se pondría capa, que con unos pantaloncillos cortos, una camiseta y una corona iría estupendo.

Camiseta ¿de la Edad Media? pues me puse y pinté un par, una para Ernesto y otra para Darío, así quedaron.


La corona es de fieltro, cosida con lana, la tenía de hace tiempo andando por casa y como de Darío no teníamos jejeje pues pintada y solucionado (se nota que la llevaba toda la mañana pintada, ya estaba un tanto maltrecha la corona).


La pintura de tela en un momento te apaña para ciertas cosillas, esta me encanta, es tipo cera blanda y pinta genial, he pintado camisetas con ella y también bolsas, queda muy bonita, después ha de plancharse para que se fije, pero la pega es que aún así, a nosotros con los lavados se ha ido yendo el color tan vivo.

Qué ternura y nostalgia me da ver a mis nanos tan pequeñines, han pasado dos años y me parece que hace mucho más tiempo que eran así de pequeñillos.